LICENCIA

LICENCIA: Creative Commons License TODO EL CONTENIDO QUE SE PUBLICA EN ESTE BLOG ESTÁ BAJO UNA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS. La sensibilidad, el amor, la compasión, la ternura son sentimientos dignos de dejar fluir tanto en el hombre como en la mujer. “Las lágrimas no son símbolo de debilidad sino de humanidad” Besos desde la orilla de la sensibilidad y desde mi propia naturaleza. Selma Val (Seudónimo)

martes, 24 de diciembre de 2013

¡Feliz Navidad Y prospero Año Nuevo 2014!




Queridos amigos/as:

Comienzan las  fiestas navideñas, fiestas familiares, nostálgicas y alegres. Pero ante todo son fiestas mágicas que nos invitan a la reflexión, a los buenos propósitos y mejores deseos.
Durante el año me pasaron cosas buenas y cosas malas pero hoy es momento de olvidar todo eso y solo enfocarnos a compartir con quienes nos hacen felices, mi deseo es que sea una feliz navidad para ti y todas las personas de este maravilloso mundo
Vamos a dejar todas las tristezas en este 2013 para mostrar nuestra mejor sonrisa a ese 2014 que nos espera vestido con la capa de la ilusión y de la esperanza.

Un año nuevo comienza. Lo tomamos con el temor de quien levanta en brazos  a un recién nacido. Pero lo tomamos desde las canas, las arrugas, la experiencia, los aciertos y desaciertos y las cicatrices que nos han dejado los muchos o pocos años que hemos transcurrido en este mundo
Pero también nos llenamos de ilusiones, lo tomamos como una nueva oportunidad, sin pensar que en realidad todos los días tenemos esa nueva oportunidad.
Hacemos propósitos que casi nunca cumplimos. Se olvidan o se quedan pendientes en el aire.
Comenzamos el año con fuerza, buenos deseos planes y nuevas expectativas. Y poco a poco se irán desgranando como un racimo de uvas. Y pasaran los días, las horas, los minutos, los segundos.....
Y es que el tiempo vuela....

También  para muchos permanece otro anhelo, un deseo profundo, una inquietud,  que habita en lo más hondo de nuestro corazón que no se satisface plenamente con los regalos recibidos ni con las perspectivas de cambio para el año nuevo. Es otra cosa, difícil de definir pero que la encontramos cuando somos capaces de mirar con ternura a un niño. Sí, porque ante un niño no tenemos que aparentar nada, no tenemos que defendernos de nada, no tenemos que temer nada. Su vulnerabilidad, su debilidad nos recuerda  a lo que somos en lo más profundo de nuestro ser, y entonces conectamos de corazón. Y ahí surge un chispazo de felicidad

Quizá cuando empiece otro año nuevo, y volvamos los ojos a lo que fue el anterior, podamos respirar, con orgullo, al ver que algo ha mejorado, que el amor ha crecido, que somos mejores personas, que hemos crecido interiormente, que la justicia ha sido más completa, que los rencores han empezado a ceder el paso a la generosidad del perdón. Quizá, tal vez… no lo sé, tengamos que ocultar el rostro ante un año perdido en nuestro enriquecimiento integral.
A lo mejor la  verdadera felicidad tiene que ver con la sencillez en la vida, con mirar a cada persona con respeto, sin prejuicios con la bondad natural de un niño, con la convicción profunda de quien no tiene nada que perder  pues la felicidad consiste en darnos a los demás así como somos, y celebrar las pequeñitas cosas de cada día donde demostramos nuestro verdadero talante como personas.

Desearles un venturoso AÑO 2014, que sigamos compartiendo como hasta ahora, sincera amistad, creaciones, talentos y dones, cada uno en su particularidad con lo cual nos deleitamos y aprendemos cada día, pues en la vida todos somos alumnos y maestros de todo.
Hagamos todos de este nuevo año que comienza, un año especial para la humanidad de la cual somos parte.

Os desea de todo corazón unas fiestas navideñas plenas de amor y paz en vuestros hogares, y que en este año Nuevo próximo a comenzar  se realicen vuestros proyectos, sueños,  ilusiones, pero sobre todo que venga llenito de felicidad y mucha salud para todos.

Un deseo para este nuevo año: Que seamos un poquito más justos y dignos con nosotros mismos y con los demás.

 ¡Felices fiestas, y próspero Año Nuevo!


María Jiménez V.